turricula

Os presentamos un nuevo artefacto Flashback, herramienta imprescindible para cualquier juego de dados al romano modo. Esta torre de dados, materializada por nuestro departamento de ingeniería creativa (Jean Henri Varela), ve la luz después de varios prototipos, cuya mejora y testeo nos han permitido desarrollar el modelo que hoy os damos a conocer.

arte et marte2

Para ello, hemos tomando como referencia los antiguos ejemplares de este tipo de turricula o pyrgus hallados en contextos arqueológicos. Nos hemos inspirado en un ejemplo cercano, la plaquita de bronce calada, hallada en la villa romana de La Olmeda (Pedrosa de la Vega, Palencia). Esta pieza fue descubierta en el transcurso de las excavaciones de la campaña de 1970 (Palol y Cortes, 1974). No obstante, este pequeño fragmento no permite hacerse una idea exacta de la forma final  de este artilugio, ideado para lanzar los dados y evitar trampas en las tiradas, por lo que hemos recurrido a otros ejemplos del mundo romano. Para su aspecto externo, prestamos especial atención al pyrgus de bronce hallado en una villa romana cerca de Colonia (Vettweiß-Froitzheim, Alemania), también conocida como la turricula de Bonn.

Turricula de bronce. Rheinisches LandesMuseum de Bonn (Alemania).Siglo IV d. C..

En cuanto a la decoración, la torre de dados del campamento romano de Richborough (Kent, Inglaterra), supuso una inspiración. Elaborada en hueso trabajado, esta pieza hallada  en  torno a los años 1928-31, no fue identificada como tal hasta hace escasos 8 años (Cobbet, 2008), al analizar con más detalle los cortes longitudinales que portaban estas piezas en sus laterales. Por esta razón, elegimos las hexapétalas como motivo decorativo, además de constituir un elemento iconográfico muy vinculado a la plástica romana hispana. No podemos olvidar, ejemplares portugueses como el hallazgo en 2012 de la turricula de madera de las termas romanas de Aquae Flaviae  (Chaves, Portugal). Estas torres solían portar en su frontal versos hexámetros animando al ocio, análogos a aquellos dispuestos en los tableros de Felix Sex,  y leyendas alusivas a disfrutar su uso en los laterales (utere felix vivas; que lo uses y vivas feliz).

                    Jugadores de dados con turricula. Antioch Expedition Archives, Department of Art and Archaeology, Princeton University.

En nuestro caso, hemos tratado de recrear la inscripción que podría haber portado la turricula palentina en su cara principal, de la que sólo conocemos las dos primeras líneas y haría alusión a los placeres de la vida:

Leyenda flashback

Ya está a la venta en Amazon, si quieres sentirte un romano más con esta reproducción de sus antiguas torres de dados, no olvides que bajo el lema ‘Invertir en nuestro pasado es garantizar nuestro futuro‘, destinaremos el 12% del beneficio de la venta de este ‘artefacto’ Flashback, a proyectos orientados a conocer y preservar nuestro Patrimonio. Esperamos que sea de vuestro agrado y disfrutéis de agradables partidas, Alea iacta est!                               

                          Fran et Oly

Bibliografía:

Cobbett, R.E. (2008) ‘A Dice Tower from Richborough’, Britannia, 39, pp. 219–235.

Palol de, P. y Cortes, J. (1974): La villa romana de La Olmeda, Pedrosa de La Vega (Palencia). Excavaciones de 1969 y 1970. Vol. I. Acta Arqueológica Hispana, 7. Madrid, 97-99, Fig. 24.11.

Leave a Comment

Error: Please check your entries!